jueves, 23 de septiembre de 2010

La primera media docena de huevos de mis gallinas.



Hacia un año o algo más que habia tenido una gallina,pero se me escapó, y desde entonces he estado comprando los huevos, hechaba mucho de menos la calidad y sabor de huevos frescos de gallinas alimentadas picoteando del campo,así que mis padres me ragalarón dos y un par de semanas más tarde me compré la tercera para tener más cantidad de huevos y poderles ofrecer algunos a ellos.
No tienen nada que ver a los huevos comprados,y todas mis recetas quedan mucho mas exquisitas gracias a mis gallinitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada